¿Por qué un Museo Egipcio en Turín, Italia?

por qué el Museo Egipcio se encuentra en Turín

Seguramente te preguntarás por qué hay un Museo Egipcio en Turín. El motivo es que desde el siglo XVII, la familia Saboya, mostró un gran interés por la cultura egipcia.

Existe una leyenda que cuenta de una forma más ilusoria la unión entre las ciudades del Po y el Nilo.

Un príncipe egipcio, llamado en Italia Eridano, tuvo riñas con algunos sacerdotes en el siglo XV a.C. Por este motivo, tuvo que abandonar su país.

Recorrió la costas de Grecia e Italia hasta llegar a lo que hoy es Liguria. El hijo de Eridano, al que llamó Ligurio, se quedó en esta zona de la costa italiana, mientras el padre viajaba a la zona norte. De este primogénito tomaría nombre esta región.

Eridano encontró un río, que le recordó bastante al de su país natal, el Nilo. En ese momento decidió que tenía que fundar en ese lugar una ciudad.  Esta ciudad es hoy Turín. Po es la traducción en griego de Eridano.

Unos siglos después llegaron los romanos y llamaron a la ciudad Julia Taurinorum. Sin embargo, el nombre de Torino surgió del culto al dios Apis (que tiene cabeza de Toro) el que terminó por dar nombre a la ciudad.

 

El verdadero origen del Museo Egipcio

El museo se instauró en Torino en el año 1724, por deseo de Vittorio Amedeo II. El mismo fundó el Museo della Regia Università di Torino.

Un siglo más tarde, en 1824, se instauró de forma oficial y de mano de Carlo Felice di Savoia lo que hoy conocemos como “Museo Egipcio de Turín”.

Se incluyeron piezas recuperadas en Egipto en 1759 por Vitaliano Donati (un apasionado egiptólogo de Padova) bajo el mandato de Carlo Emanuele III.

Bernardino Drovetti, de origen piamontés, ostentó la figura de cónsul general de Francia durante los años de ocupación en Egipto. Durante este periodo coleccionó más de ocho mil piezas. Entre ellas se encontraban estatuas, sarcófagos, momias, papiros, amuletos y objetos varios.

En el año 1824, el rey Carlo Felice compró esta gran colección. Con la unión de estas piezas junto con las que tenían en posesión la Casa Saboya (entre las que se encontraba la colección de Donati) se dio forma al primer museo egipcio del mundo. El Museo de Turín.

 

El Museo en la actualidad

El Museo Egipcio de Torino tiene hoy su sede en el Palazzo dell’Accademia delle Scienze. Un imponente edificio cuya construcción inició en el año 1679. Es obra del arquitecto Michelangelo Garove, sobre el proyecto originario de Guarino Guarini.

En 2015 se reabrieron las puertas del museo de Turín completamente renovado. Después de cientos de años de historia, fueron necesarios más de tres años de trabajo para verlo como está hoy.

Se trata de un edificio de 4 plantas, con 10.000m2 de superficie total. En él se encuentran 3.300 objetos expuestos y otros 26.000 se conservan en almacenes. Algunos de ellos se pueden visitar.

Dispone también de una importante biblioteca, espacios de restauración y un estudio donde analizan momias y papiros. Desde junio de 2015 el museo participa en una expedición arqueológica internacional en Egipto.

La Biblioteca se puede visitar y está dotada de un acceso independiente al museo. El horario de visitas es el siguiente: de lunes a viernes de 10:00 a 17:00 horas.

El pasado año 2017 se registraron 845.237 visitantes. Resultó el octavo museo italiano más visitado.

TripAdvisor clasificó también durante este año, colocó al museo en el primer puesto en la clasificación de los museos más apreciados de Italia. Fue el noveno en Europa y el número catorce en el mundo.

Si quieres visitarlo te recomendamos consultar nuestro artículo «El Museo Egipcio de Turín», donde encontrarás toda la información que necesitas.