Recorrer Torino en un día

qué ver en Turín en 1 día

¿Tienes solo un día para visitar la ciudad? No te preocupes, en este artículo te contamos qué ver en Turín en 1 día y te damos las claves para que veas lo imprescindible y disfrutes al máximo. Seguro que Torino te sorprenderá, y volverás más adelante para descubrirla en profundidad.

Recorrer el centro a pie

Una de las cosas buenas que tiene Torino es que permite conocer su centro histórico en un día sin necesidad de utilizar algún transporte.

Los lugares de interés se encuentran bastante cercanos entre sí y podrás hacerte una buena panorámica de la ciudad caminando de un sitio a otro.

Puedes tranquilamente pasar el día paseando por las calles del centro, visitando las preciosas plazas y entrando en las impresionantes iglesias.

Esta sería además, una forma económica de hacer turismo, ya que no deberás pagar ninguna entrada y quedarás encantado igualmente. Recordarte solo que si vienes en invierno, no olvides llevar un buen abrigo, gorro, bufanda y guantes (¡hace mucho frío). Y por supuesto un calzado cómodo.

Entre paseo y paseo, no olvides tomar un buen café, un chocolate típico torinese, un aperitivo cuando llega la tarde y por qué no, alguna porción de pizza. Puede serte de utilidad nuestro artículo Dónde comer en Turín.

Y ahora vamos a lo que te interesa, los lugares que debes visitar durante tu jornada en Turín.

Qué ver en Turín en un día

Para que te hagas una imagen rápida de los lugares imprescindibles, te los enumeramos en la siguiente lista:

  • La Mole Antoneliana (el símbolo de la ciudad)
  • La Catedral (dentro se encuentra la Sábana Santa)
  • El Museo Egipcio (el más importante y famoso de Turín)
  • Piazza Castello (centro neurálgico de la ciudad)
  • El Palacio Real (simplemente precioso)
  • Vía Roma (la calle comercial)
  • Piazza San Carlo (conocida como el Salón de Turín)
  • Piazza Vittorio (una de las más grandes de Europa)
  • La Iglesia de la Gran Madre (unas vistas preciosas del centro)

En un día, podrás visitar todos estos lugares tranquilamente, ya que se encuentran bastante cercanos entre sí.

En este mapa puedes ver la situación de cada uno:

 

Los Imprescindibles de Turín

 

La Mole Antoneliana

Mole Antoneliana Turin

Sin duda el símbolo de Turín por excelencia. No puedes visitar la ciudad sin verla. Al menos desde fuera, debes conocerla. Una foto con ella es obligada.

Te avisamos que es bastante alta (168 metros), por lo que si te encuentras bajo ella, para poder fotografiarla o hacerte un selfie donde se vea entera, tendrás que hacer algunas peripecias buscando el ángulo perfecto.

Dentro de la Mole se encuentra el Museo Nazionale del Cinema (Museo Nacional de Cine). Normalmente hay exposiciones que van cambiando y otras que son permanentes.

En este caso, visto que tienes solo un día para estar en la ciudad, no te aconsejamos visitar el Museo, ya que te robaría demasiado tiempo.

La opción que te ocupará menos tiempo y que te dejará un precioso recuerdo es subir a la Mole usando el ascensor panorámico. El precio de esta actividad es de 8€ por persona. Te permitirá subir al mirador que se encuentra en la parte alta y disfrutar de unas espectaculares vistas de Turín.

Vista desde la Mole

Si quieres más información sobre sobre los horarios, sobre el museo, etc., consulta nuestro artículo «La Mole Antoneliana«.

 

Il Duomo di Torino (La Catedral)

Catedral de Turín

Sin duda, otro de los grandes atractivos de la ciudad es su Catedral. Se encuentra junto al Palazzo Reale (Piazza Castello). Es una bonita construcción, pero siendo sinceros, seguramente no es la Catedral más impresionante que conocerás.

La particularidad del Duomo di Torino es que dentro de él se encuentra La Sindone (La Sábana Santa)

Se trata de la que según los creyentes, cubrió a Jesucristo después de la crucifixión, y que conserva impregnada su imagen con las heridas que sufrió. Esta versión tiene sus defensores y detractores y ha sido siempre objeto de estudio y crítica. Sin embargo, la realidad es que turistas de todo el mundo se dirigen a Turín con la curiosidad de conocerla.

Debemos aclarar que no siempre es posible verla. La auténtica Sábana solo está expuesta al público cuando el Papa de turno así lo decide. Cuando se establece mostrarla públicamente, se acuerdan unas semanas durante las cuales el Sudario se puede ver. La última vez que pudo contemplarse fue en el año 2015, por decisión de Papa Francisco. La próxima, no se sabe. Pero tranquilos que os mantendremos informados cuando ocurra.

La Sábana está custodiada en la Capilla Real de la Catedral, y lo único visible es el gran arcón de madera que la contiene. Sobre él se encuentra una réplica para que puedas imaginarla.

Arcón Sábana Santa Turín

La entrada a la Catedral es gratis, por lo que no debes adquirir ningún tipo de ticket para visitarla.

Si el tema te interesa, siempre es posible visitar el Museo de la Sindone, que dista unos diez minutos andando de la Catedral, y donde se pueden ver muchos objetos relacionados con el estudio del Manto Sagrado a lo largo de la historia.

 

El Museo Egipcio de Turín

Museo Egipcio fachada

Mencionamos el Museo Egipcio de Turín en este artículo, porque sin duda es uno de los atractivos de la ciudad y al menos debes saber de su existencia. Se trata del segundo museo Egipcio más importante del mundo, después del de «El Cairo».

Esta visita queda a tu elección, en el sentido que si eliges visitarlo, no te defraudará. Pero visto que tu tiempo es limitado, quizá pueda ser preferible conocer con más profundidad el centro y dejar esta visita para otra vez que estés en la ciudad durante un par de días. Necesitarás como mínimo dos horas para visitarlo (podríamos decir incluso tres).

Si quieres hacer una visita express, la parte más espectacular es la última. Después de conocer muchos objetos de la vida diaria de los egipcios, exposiciones de vestidos, alguna momia y otras interesantes exposiciones, al final del recorrido encontrarás sarcófagos y estatuas de tamaños impresionantes que te harán trasladarte al Egipto de la época.

El billete normal cuesta 15€ (incluye audio-guía), y si vas con con niños, ellos pagarán 1€ si tienen entre 6 y 14 años, y en el caso que sean menores de 6 años, la entrada será gratis.

Si quieres más información consulta nuestro artículo El Museo Egipcio de Turín.

 

Piazza Castello y el Palacio Real 

Piazza Castello y Palazzo Reale

Se trata del centro neurálgico de la ciudad. De Piazza Castello confluyen las cuatro calles principales del centro: via Pietro Micca, via Garibaldi (calle comercial más larga de Europa), via Roma (que lleva a Piazza San Carlo) y via Po (que lleva a Piazza Vittorio).

En esta plaza están situados dos importantes lugares de la ciudad: El Palacio Real y el Palazzo Madama. Ambos pueden visitarse. Tú decides si entrar o no, pero ya desde fuera los edificios son preciosos de ver.

Es una plaza imponente, siempre viva y llena de gente. Párate un rato en ella y simplemente disfrútala.

 

Piazza San Carlo y Via Roma

Piazza San Carlo1

Caminando por Via Roma, llegarás directamente a Piazza San Carlo. La Via Roma es una calle comercial donde se encuentran los establecimientos de primeras marcas. Podrás encontrar tiendas para todos los bolsillos, desde marcas conocidísimas de precios «Low Cost» hasta las grandes marcas internacionales más costosas.

Piazza San Carlos es conocida como «Il Salotto di Torino». De nuevo una plaza digna de admirar. Está presidida por una estatua en el centro, que representa a Manuele Filiberto enfundando su espada tras la victoria de la batalla de San Quintín.

Aquí se encuentran también las dos Iglesias Gemelas de Turín, ambas iglesias están una junto a la otra.

Algo obligado de hacer en esta plaza es dirigirte al Café San Carlo. Si quieres tomar algo aquí, ten en cuenta el precio no será precisamente «low cost». Una vez pagamos 6€ por dos cafés… El interés de pasar por aquí es que bajo el pórtico, en el suelo, se encuentra la figura de un toro. La tradición cuenta que si se pone un pie sobre los testículos del toro y se hace una vuelta completa, volverás a Turín. Así que ¡no te olvides de hacer este giro!

 

Piazza Vittorio y la Iglesia de la Gran Madre

Piazza Vittorio y Gran Madre

Una vez que hayas conocido las plazas anteriores, dirígete hacia Via Po (una calle muy viva, bajo los característicos pórticos de Turín). Tras unos minutos caminando, prepárate para quedarte con la boca abierta.

Se trata de una impresionante plaza, a la orilla del Río Po. Su extensión es de casi 40.000 metros cuadrados, convirtiéndola en la plaza mas grande de Turín y una de las más grandes de Europa.

Está rodeada de pórticos, sobre los que se encuentran multitud de lugares donde tomar el típico aperitivo o también locales donde tomar una copa de noche.

Cruzando el puente que pasa sobre el río, se encuentra majestuosa la Iglesia de la Gran Madre. Es un sitio curioso para conocer porque dicen que bajo ella se encuentra enterrado el Santo Grial. Dentro es pequeña, la parte más impresionante es la cúpula. Sin embargo, merece la pena subir las escaleras que llegan a ella porque desde allí podrás hacer unas fotos preciosas con Piazza Vittorio y la Mole (que se ve desde aquí) de fondo.

Te recomendamos ir a Piazza Vittorio sobre las 6 de la tarde, para así terminar tu recorrido aquí disfrutando de un rico Spritz (bebida típica italiana para acompañar al aperitivo) y de las preciosas vistas. Si se te ha hecho un poco más tarde, es preciosa también de noche y puedes tomar una copa en alguno de los numerosos locales.

¿Aún te quedan energías y te ha sobrado algo de tiempo? Estos artículos pueden ser de tu interés:

 

¡Compra tu TORINO + Piemonte Card para ahorrar durante tu visita a la ciudad!