Visitar Torino en 3 días

qué ver en Turín en 3 días

¿Tienes tres días para visitar Torino? En nuestra opinión es el tiempo de estancia perfecta para poder conocer la ciudad en profundidad y recorrerla tranquilamente disfrutando de cada momento. Estamos seguros que tu viaje a Turín será una experiencia que siempre recordarás.

 

¿Qué ver en Turín en 3 días?

 

Día 1

El primer día te aconsejamos que recorras el centro histórico y conozcas principales plazas, iglesias y monumentos.

Te sugerimos que consultes el artículo «Qué ver en Turín en un día», donde te proponemos los lugares que debes visitar absolutamente.

Entre ellos están la Mole Antoneliana, símbolo de la ciudad de Torino. Aquí te sugerimos subir a su mirador en el ascensor panorámico. Una experiencia extraordinaria que te permitirá disfrutar de unas vistas estupendas de toda la ciudad.

Además, durante tu primera jornada puedes visitar el Duomo di Torino, la Catedral, que alberga la famosa Sindone o Sábana Santa. El motivo de muchos turistas para Visitar Turín es justamente este.

Las Plazas Castello, San Carlo y Vittorio son de obligada visita. Son las principales de la ciudad y te harán adentrarte en el Turín más auténtico.

Como te decimos, te aconsejamos consultar este artículo para descubrir todo en mayor profundidad y organizar tu primer día del mejor modo.

 

Día 2

Durante el segundo día, nuestro consejo es que visites el Museo Egipcio, el segundo más importante del mundo. Luego puedes dirigirte al Parco del Valentino, para conocer el Borgo Medievale y el espectacular Castello del Valentino.

Te encantará además ver el atardecer en el mirador del Monte dei Cappuccini, donde se disfruta de una estupenda panorámica de centro histórico, con vistas a la Mole, Piazza Vittorio y los Alpes de fondo.

Para terminar la jornada, tomar el aperitivo o la cena en el Quadrilatero Romano es una estupenda opción. Es una zona de Torino donde hay un estupendo ambiente y multitud de bares y locales donde pasar un agradable rato. Además estarás muy cerca de la Porta Palatina si deseas conocerla.

En esta ocasión, te aconsejamos consultar nuestro artículo «Qué ver en Turín en dos días» para tener una información más detallada sobre como organizar tu segundo día visitando estos lugares.

 

Día 3

Después de dos días recorriendo el centro y los principales lugares de interés ya has podido hacerte una buena idea de la esencia de la ciudad de Torino. ¿Qué te parece si el tercer día visitas un precioso lugar situado en un pueblo cerca muy de Turín?

 

La Reggia de Venaria

Sin duda, el lugar que debes conocer si tu estancia en la ciudad de los Alpes te lo permite es la Reggia de Venaria.

Se trata de un impresionante castillo que fue una de las mayores residencias de la Casa Real de Saboya. Es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde el año 1997. Fue construida entre los años 1658 y 1679 y se encuentra en perfecto estado de conservación.

El complejo es imponente. Para que te hagas una idea, es comparable al Palacio de Versalles en Francia. Salas majestuosas, techos infinitos, mármoles, trajes de la época, obras de arte y unos jardines interminables con lago incluido. Te hace transportarte verdaderamente a la realeza del siglo XVII.

Se encuentra a unos 14km del centro de Turín, en el pueblo de Venaria Reale y es posible ir a visitarla con el transporte público.

Puedes utilizar el autobús «Venaria Express» que va desde el centro de Torino hasta el mismo complejo.

Autobus Reggia di Venaria

Hay tres paradas en el centro, en Piazza Vittorio Veneto, Piazza Castello y Piazza XVIII Dicembre (Estación de tren Porta Susa). El servicio está activo de martes a domingo (el lunes la Reggia di Venaria no abre).

El billete de martes a viernes tiene un coste de 1,70€ el trayecto. El sábado y domingo cuesta 7€ y se puede subir y bajar del autobús las veces que se quiera (fórmula on/hop).

Los billetes se pueden comprar directamente en el autobús (solo sábados, domingos y festivos) o cualquiera de los quioscos de prensa o tabaccherie que encuentras por el centro.

Una vez allí, el ticket para visitarla tiene un precio de 16€. Créenos, ¡merece la pena!